viernes, 5 de octubre de 2012

El origen de la escritura en Persia

El joven Tamuras, emperador de Perisa, recibió un día la visita de un anciano  mago, muy célebre y sabio. Cuando estuvo en su presencia, el mago le dijo que a su perfección le faltaba una ciencia: la magia. Le ofreció, entonces, instruirle en tan misterioso y arcano conocimiento. Tamuras accedió, y se encerró con el mago, durante siete días y siete noches, en la estancia más solitaria y apartada del Palacio. 

Qué le dijo el mago al emperador nunca se supo, pero el anciano, después de terminar su tarea, fue recompensado con un saco de piedras preciosas. El monarca, por su parte, estaba invadido por una gran alegría. Ahora lo sabía todo, lo que le convertía en superior a los demás mortales. Esto hizo que, por fin, pudiese enfrentarse a los Divs, los terribles enemigos que sus antepasados no habían logrado derrotar.

Dio órdenes a sus generales para que preparasen un ejército y se encerró en una habitación. Allí pronunció unas palabras mágicas, se hizo invisible y se trasladó en un instante al palacio de Ahriman (el rey de los Divs). Entró en la sala del trono y le susurró unas palabras misteriosas al oído. De pronto, Ahriman se volvió también invisible y fue conducido, volando, al palacio de Tamuras, donde fue encerrado como prisionero. Tamuras quemó aloe y pétalos de rosa, creando un humo azulado y, al pronunciar otras palabras, Ahriman se convirtió en un hermoso caballo negro. 


Pasado un tiempo, cuando el ejército estuvo preparado, Tamuras guió a sus tropas al país de los Divs (que estaba sumido en el caos debido a la falta del líder). Los dos inexpertos hijos de Ahriman, pidieron consejo al mago más poderoso del reino. Éste les advirtió que nada podrían hacer contra Tamuras, que tenía prisionero a su padre mediante artes mágicas. Además, añadió que el reino de los Divs debía terminar. Haciendo caso omiso a la advertencia, los dos hermanos entraron en conflicto con Tamuras, cuyo ejército, muy superior, destrozó a sus rivales. Los hermanos fueron tomados como prisioneros, y suplicaron a Tamuras que les devolviese a su padre y les concediese la libertad. A cambio, ellos le revelarían un secreto que haría famosa e inmortal a Persia.

Tamuras accedió, y ellos, tal y como habían prometido, le enseñaron aquel secreto que haría ilustre a Persia a través de los siglos: la escritura.

22 comentarios:

  1. Me gusta. La escritura, más preciada que la magia. Le estamos haciendo homenajes con los blogs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Realmente es el más preciado de los secretos.

      Eliminar
  2. Me sume a una convocatoria de escribir sobre libros. Parece que gustó lo que escribí.

    ResponderEliminar
  3. Y es aquí de donde una biblia escrita hace más de 2000 años queda totalmente obsoleta (jaja)... Pueblo impresionante desde el principio de los tiempos.


    PD: Nienor podrías crear una categoría para Criptozoología y puedes incluir a La Bestia de Gévaudan (sur de Francia) por ahí hay un documental, también una película francesa (El pacto de los lobos) para cuando tengas tiempo.


    Saludos!!!

    MD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.

      Pues sí, tengo que pensar en ello, es una propuesta interesante. De momento lo engloba todo "Leyendas Urbanas", igual me biene bien.

      Gracias por pasarte por aquí =)

      Eliminar
  4. Tu casa de letras me ha parecido muy interesante. Por aquí me quedo leyendo lo mucho y bueno que hay.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge. Me alegro de que te guste mi blog.
      Gracias por el comentario.
      Saludos =)

      Eliminar
  5. Siempre es interesante visitarte...
    mil gracias

    abrazos

    ^^

    ResponderEliminar
  6. La versión legendaria XD encantadora y llena de magia.

    ResponderEliminar
  7. Nienor, cielo, tu blog esta nomidado en el premio Versatile, llevo un poco de atraso por la tardanza pero aquí te dejo el Link. Gracias por tu maravilloso blog. Besos
    http://elrinconcitomagicodeliryum.blogspot.com.es/2012/11/premio-versatile-blogger.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Liryum!! =) Eres un cielo!

      Eliminar
  8. Hola pasaba por aquí y si me lo permites me quedo. Un SALUDO

    ResponderEliminar
  9. Muy interesantes las explicaciones mitológicas sobre los orígenes de la escritura. Si no recuerdo mal, Odín es el responsable en la germánica (las runas), Ogma en la irlandesa (el ogham),... Pero, cómo no, no hay "mito" sobre la escritura que más me haya hecho reflexionar (o como dirían los asturianos, "que más me haya prestado") como el que cuenta Platón en el bellísimo diálogo "Fedro", donde se aprecian justamente resonancias con este otro que nos trae Nienor sobre el origen de la escritura en Persia. Thamus aparece allí como una contrapartida de este Tamuras, con el que comparte una misma base lingüística, lo cual nos indica que Platón, una vez más, sabía bien lo que decía, aunque se tratase tan sólo de un decir de oídas, de un rumor sobre los tiempos pretéritos.
    Un saludo,
    Raúl.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, recuerdo el mito de las runas germánicas, cómo Odín se autoinmoló colgándose del árbol Yggdrasil para dominarlas!
      El diálogo de Platón no lo conozco, voy a tener que echarle un ojo.
      Saludos!

      Eliminar
  10. Quizá este año me dé por publicar algo sobre esto en mi blog, algo que escribí hace ya unos cuantos años. :-D Gracias, Nienor, por la retroalimentación que siempre saco de la lectura de tu blog. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, sería una entrada muy interesante, anímate!
      De nada, y a ver si este fin de semana actualizo ya el blog!
      :D

      Eliminar